Ir al contenido principal

Entradas

¡Cuidado! El demonio instala satrapías violentas ¡y ataca!

¡Cuidado! El demonio instala satrapías violentas ¡y ataca!
                 Por Eduardo Correa "En la época actual el demonio trabaja activamente para reconquistar "todos los reinos del mundo y su gloria" (Mt. 4, 8), que le fueron quitados desde la Cruz vencido por el Linaje de la Mujer. Trabaja en la doble dimensión del espacio y del tiempo. En el espacio, por la conquista territorial, donde instala satrapías violentas, ateas y bárbaras, como en Rusia, China, Yugoslavia, y otros nobles pueblos hermanos de nuestro continente. Allí nuestros en la fe escriben cada día una página en el Libro de la Vida. Trabaja también en el tiempo. Los "reinos del mundo" incluye sin duda la historia.
El demonio ha creado en la época actual, ciertos reductos de ideología sentimental, pegajosa y emotiva, para combatir el Reino de Jesucristo sobre la base del tiempo o de la historia. Las satrapías territoriales son una Babilonia de conquistas. Son base de operaciones en la guerra de i…
Entradas recientes

De corazón de piedra a corazón de carne

Escritores Actuales Pascual, Fernando, L.C.
De corazón de piedra a corazón de carne Dejaré que Jesús me extirpe ese corazón duro, de piedra, para darme un corazón de carne


Por: P. Fernando Pascual LC | Fuente: Catholic.net 



Golpes de la vida, traiciones, engaños, o simplemente el paso del tiempo, endurecen corazones, apagan entusiasmos, destruyen alegrías.

A veces por culpa de otros, muchas otras veces por nuestra propia culpa, hemos dejado que el corazón empiece a secarse. Entonces nos hacemos insensibles a las penas del amigo, a las necesidades de familiares, a los problemas de quienes viven cerca o lejos, a los sufrimientos de Jesús en el Calvario. Caemos en esa dureza que nos lleva a juzgar, a condenar, a mirar con desprecio. Desconfiamos de los demás. Incluso al mirar al cielo, parece que tenemos para Dios más reproches que alabanzas. Es entonces cuando necesitamos acercarnos al Corazón de Cristo. Un Corazón lleno de amor al Padre y a los hombres. Un Corazón que vino no por los justos…

Donde te encontrares

Donde te encontrares


           Por Eduardo Correa 
Donde te encontrares, y quiero decir la ubicación política y partidista de cada quien, debe mirarse de modo objetivo la situación del país que ahora vivimos. La crisis va más allá de una parcialidad y requiere que todos veamos hacia el problema o los problemas que nos afectan hoy. Y entre todos, sin apasionamiento y desprendidos de cualquier interés que no sea el del colectivo nacional, centrarnos en las posibles soluciones. Y ello implica a quienes gobiernan, a opositores, a independientes y a quienes ven la situación con desdén. Porque si cada quien ve el problema desde su propia óptica y estas no concuerdan, muy difícilmente se hallaría la solución. Y es allí donde debemos despojarnos de nuestros pareceres contrapuestos y mirar toda la situación real como hermanos afectados, como personas que habitamos un solo suelo y un solo país y que compartimos una misma suerte y un solo destino.
El país nos necesita a todos sin discriminación d…

¿Orden de muerte para Sabino?

¿Orden de muerte para Sabino?

                            Por Eduardo Correa “Y después de quinientos años los persiguen todavía...”. La frase anterior pertenece al compositor e intérprete Reinaldo Armas, y forma parte de la estructura de su interesante canción Génesis, impuesta en el gusto musical llanero hace algo más de diez años. El exitoso cantor venezolano se refería a la situación negativa en que siempre han vivido nuestros aborígenes. Pero debemos acotar que aún cuando la expresión mantiene su vigencia, su autor “se dejó de eso” y ahora en su aspiración actual de ser gobernador del estado Guárico, se abrazó con los adecos y copeyanos, quienes durante los cincuenta años que gobernaron a este país nunca le dieron importancia a nuestras etnias, y muy por el contrario “los persiguieron” hasta más no poder. Bueno, allá Armas con su conciencia.
            Ahora, el caso que refiere el título de este escrito -y que debería sorprender- es de reciente data y se inscribe en esa persecució…

¡Jesús en el Santísimo Sacramento!

JESÚS EN EL SANTÍSIMO SACRAMENTO. . .


                              Por Eduardo Correa
Lamentaba el Señor con su armada sierva Santa Margarita de Alacoque de la ingratitud con que los hombres lo trataban en este sacramento de amor, y mostrándole su sagrado Corazón en trono de llamas circundado de espinas y con la cruz en lo alto, para dar a entender la amorosa presencia del mismo Cristo en la Eucaristía, le dijo: "Mira este corazón, que tanto  ha amado a los hombres, y que nada ha omitido, ni aún el anonadarse, para demostrarles su amor, pero en reconocimiento no recibo más que ingratitudes de la mayor parte de ellos, por las irreverencias y desprecios con que me tratan en este sacramento. Y lo que más deploro es que así lo hacen las almas que me están especialmente consagradas".
“No van los hombres a conversar con Cristo porque no le aman. !Recreánse largas horas hablando con un amigo y les causa tedio estar breve rato con el Señor! Cómo ha de concederles Jesucristo su amor? S…

¡Luis Silva! Cuatro en mano enamoró a Venezuela

¡Luis Silva: Cuatro en mano enamoró a Venezuela!


                                      Por Eduardo Correa Un día le dijo a su mamá: “Voy a ir a Maracay unos días a cantar y a ver cómo me va”. Y partió sin dilación. Atrás dejaba su hogar y sus estudios inconclusos de bachillerato. En la ciudad Jardín de Venezuela se instaló y comenzó su incipiente carrera de trovador haciendo énfasis en el género romántico, aunque a la llanera. Y fue escuchado. No era difícil identificarlo por su arraigada costumbre de llevar su cuatro en la mano y con el sonoro instrumento nacional, el arpa y las maracas y un morral a cuestas lleno de sentimientos y melodías ofreció su caudal. Aquellos pocos días prometidos a su madre se convirtieron en seis meses, y su progenitora, con la preocupación innata por un hijo que se había marchado en busca de reconocimiento, no tuvo más remedio que mandarlo a buscar con una hermana que, por cierto, estaba embarazada y tuvo que dar a luz en Maracay con la ayuda “del hombre de…

El pecador

EL PECADOR

Por Eduardo Correa

Yo le pregunto al Señor que me diga si es cierto que ya no existe el amor que me diga sí está muerto, y perdone mi atrevimiento sí pregunto tonterías y diga a la Virgen María que perdone el irrespeto.
Pero es que estos momentos el mundo se muere de pena viviendo la cruel condena de tristezas y tormentos, el niño está indefenso las mujeres angustiadas los hombres pelean por nada quedándose sin aliento.
Ya nadie anda contento vivimos en una hoguera donde se salva el que pueda pasando entre los muertos, ¡Oh!, Dios, perdone el atrevimiento sé que soy un pecador pero diga, ¿por qué se acaba el amor y se acaba el sentimiento? . . .